Momentos estelares de la humanidad: Catorce miniaturas históricas (El Acantilado nº 64) por Stefan Zweig

Momentos estelares de la humanidad: Catorce miniaturas históricas (El Acantilado nº 64) por Stefan Zweig

Titulo del libro: Momentos estelares de la humanidad: Catorce miniaturas históricas (El Acantilado nº 64)

Autor: Stefan Zweig

Número de páginas: 312 páginas

Fecha de lanzamiento: March 23, 2012

Editor: Acantilado

Stefan Zweig con Momentos estelares de la humanidad: Catorce miniaturas históricas (El Acantilado nº 64)

Momentos estelares de la humanidad: Catorce miniaturas históricas (El Acantilado nº 64) por Stefan Zweig fue vendido por EUR 8,54 cada copia. El libro publicado por Acantilado. Contiene 312 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

Éste es probablemente el libro más famoso de Stefan Zweig. En él lleva a su cima el arte de la miniatura histórica y literaria. Muy variados son los acontecimientos que reúne bajo el título de Momentos estelares: el ocaso del imperio de Oriente, en el que la caída de Constantinopla a manos de los turcos en 1453 adquiere su signo más visible; el nacimiento de El Mesías de Händel en 1741; la derrota de Napoleón en 1815; el indulto de Dostoievski momentos antes de su ejecución en 1849; el viaje de Lenin hacia Rusia en 1917... «Cada uno de estos momentos estelares-escribe Stefan Zweig con acierto-marca un rumbo durante décadas y siglos», de manera que podemos ver en ellos unos puntos clave de inflexión de la historia, que leemos en estas catorce miniaturas históricas con la fascinación que siempre nos produce Zweig.

"Un libro escrito con una manifiesta voluntad de instruir deleitando.”
Enrique Ocaña, El Mundo

"En catorce miniaturas, Zweig capta el instante decisivo, saca lustre a la Historia”.
Sergi Doria, ABC

"Llevados por el estilo vibrante y didáctico del autor austriaco, revisitamos a Cicerón, al sultán Mehmet, o a Händel”.
Llàtzer Moix, La Vanguardia

"Es como leer a Julio Verne, pero a través de una orquesta coral”.
Manuel Mateo Pérez, El Mundo