Los grandes errores de la humanidad; la explosión demográfica por Luis Acevedo Acevedo

Los grandes errores de la humanidad; la explosión demográfica por Luis Acevedo Acevedo

Titulo del libro: Los grandes errores de la humanidad; la explosión demográfica

Autor: Luis Acevedo Acevedo

Número de páginas: 45 páginas

Fecha de lanzamiento: March 29, 2018

Luis Acevedo Acevedo con Los grandes errores de la humanidad; la explosión demográfica

Los grandes errores de la humanidad; la explosión demográfica por Luis Acevedo Acevedo fue vendido por EUR 3,80 cada copia. Contiene 45 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

INTRODUCCION
Cada vez que me levanto en los últimos 25 años más o menos, he venido notando los grandes cambios que ha sufrido Medellín Colombia, la ciudad donde nací, es impresionante la cantidad de bosque que se ha perdido por la cantidad de gente que ha estado invadiendo las tierras para construir casa de lata y madera y así exigirle al gobierno servicios de agua, luz y mejoras.
La llegada de tanta gente que proviene de pueblos en guerra, o de zonas apartadas buscando mejores oportunidades, o simplemente oportunistas buscando más tierras que invadir.
Con la llegada de esta cantidad de gente, ha cambiado también los medios de transporte los cuales no se veían tan llenos, eran más rápidos, sin tanto trancones y donde el sistema metro era más cómodo, tranquilo, ágil y sin congestiones y donde las avenidas regionales y autopistas no tenían tanto trafico ni tanto carro, camión y moto.
Pero con la llegada de toda esta gente, aumento la problemática de que cada vez se veían mas niños en barrios muy pobres, familias con 5, o 7 niños y con muchas dificultades para su alimentación, salud y educación.
Y si a eso le sumamos que los índices de violencia, drogadicción, grupos criminales han estado en aumento gracias a que es el único camino que estos jóvenes encuentran para conseguir dinero y dar a sus familias de bajos recursos, por la falta de oportunidades debido a la gran cantidad de población que ya existe.
Pero como decirle a los gobiernos que impongan leyes para controlar los nacimientos y de que se encuentre un equilibrio entre la gente que nace en un año y la gente que muere en ese mismo año, yo creo que llego la hora donde no se permita crecer más los niveles mundiales de personas, porque ya estamos en el límite y si lo sobrepasamos, estaremos encontrando nuestra propia destrucción masiva y global.
Tenemos que cuidar los pocos bosques y reservas naturales que quedan, porque no quedara nada que darles a las futuras generaciones
El mundo tendrá que luchar a medida que la población crezca, envejezca, migre y se urbanice. Aunque se cree que los desafíos no son imposibles de superar, se advierte que requerirá que los responsables de las políticas públicas y privadas actúen en forma decidida, colaborativa y rápida.
Uno de los cambios demográficos más significativos tiene que ver con el rápido crecimiento poblacional que, durante la mayor parte de la historia humana, fue extremadamente lento.
La población mundial llegó a 1.000 millones de habitantes a principios del siglo XIX y a 2.000 millones en la década de 1920. Pero, durante el último siglo su incremento ha sido mucho más veloz: la cantidad de habitantes de la Tierra alcanzó 3.000 millones en 1960 y saltó a 7.000 millones en 2011. Al comienzo de 2017, la población mundial era de 7.400 millones, y se proyecta que aumente otros 83 millones este año, la diferencia entre 140 millones de nacimientos y 57 millones de muertes. Las proyecciones indican que la cifra superará 8.000 millones en 2024; 9.000 millones en 2038, y 10.000 millones en 2056. Alcanzar esos 10.000 millones equivaldría a sumar a China e India a la población mundial actual.
Otra gran preocupación está en el rápido envejecimiento poblacional, lo que impone grandes ajustes, como elevar la edad legal de pensión. El número de ‘megaciudades’ (las zonas urbanas con poblaciones superiores a 10 millones de habitantes) es otro desafío. Estas áreas han aumentado tanto que ya incluso se creó el concepto de ‘metaciudades’, zonas con 20 millones de residentes o más. Ocho ciudades habían alcanzado esa categoría en 2015. Tokio encabeza la lista, con 38 millones, más que la población de Canadá.
Las consecuencias de esa distribución espacial de las personas son objeto de debate. Algunos creen que tiene beneficios económicos, otros sostienen que impone enorme presión sobre los recursos de tierra, aire y agua. Entender estas tendencias demográficas